6 tipos de vestidores modernos para casas pequeñas

¿A quién no le resuena aún en su cabeza las típicas frases que oíamos en casa de pequeños? ¡Ordena la ropa de tu habitación! ¡Siempre dejas toda tu ropa tirada! ¡Cómo se nota que no lavas tú ! o ¡De aquí no sales hasta que tengas la ropa bien organizada! Esta cantinela que tanto nos molestaba cobra todo el sentido cuando nos independizamos. Es ahí, en el momento en que tenemos nuestro propia vivienda, cuando nos damos cuenta de la importancia de una buena organización para mantener la ropa limpia y ordenada sin que ello nos consuma una gran cantidad de tiempo.  Vemos que el orden y la planificación contribuye también a que hábitos de nuestro día a día los podamos realizar de una manera mucho más rápida y eficaz, como, por ejemplo, vestirnos cada día más rápidamente para ir a trabajar.

Como ni de tiempo ni de espacio solemos andar muy sobrados, conviene echar mano del ingenio para optar por soluciones que nos faciliten esta tarea. A continuación, te mostramos 6 tipos de vestidores que despertarán tu creatividad y te darán ideas para poner en práctica en tu nueva casa; ideas inspiradoras para  tener, no sólo tu ropa ordenada y a mano, sino también para lograr un espacio con mucho estilo.

1. Mitad dormitorio y mitad vestidor

Vestidores de estilo moderno de Evviva Bertolini

Evviva Bertolini

Evviva Bertolini

La mayoría de apartamentos no cuentan con un espacio específico para el vestidor incorporado en su diseño. Tendremos que optar, entonces, por un espacio compartido. Para compartimentar el espacio principal, normalmente el dormitorio,  existe una gran variedad de mobiliario que podemos incorporar para dar lugar a un pequeño vestidor.  Fíjate en el resultado obtenido en el dormitorio de la imagen, un vestidor semi-independiente, sobrio y muy práctico, perfecto para tener tu ropa organizada, limpia y muy a mano.

2. Un clásico que nunca falla

Si quieres contar con un vestidor clásico pero elegante y atemporal, decantarte por todo un frente de armarios con puertas deslizables es siempre una gran opción.

Toma nota del diseño que aquí te mostramos, donde unas grandes y sencillas puertas correderas de color crema protegen el interior del armario, amplio y con un acabado en madera oscura. Un juego de contrastes que no falla y que permite divisiones precisas para clasificar toda tu ropa de una manera práctica y accesible.

 

3. Añadiendo un pequeño espacio al dormitorio

 

Dependiendo de la geometría de tu dormitorio y de tus propias necesidades puede ser una buena solución el incorporar un espacio adicional dentro de la espacia que está destinada en exclusiva a vestidor.

Esa es la solución adoptada en el dormitorio de la imagen, donde se destina una parte del dormitorio a la creación de un práctico vestidor, apostando por un cerramiento con vidrio traslúcido para que quede perfectamente integrado con la zona de dormir y que permite, además, que la luz natural llegue hasta este nuevo espacio de vestidor.

4. Serio y elegante

Cada pieza que compone tu casa supone un reflejo de tu personalidad. Si eres de carácter y tienes un gusto clásico para las cuestiones del hogar, esto se pondrá también de manifiesto en el vestidor que elijas.

Te mostramos un vestidor perfecto para esos casos, sin renunciar tampoco a la sofisticación que aporta un diseño minimalista, logrado a partir de lineas sencillas, una distribución muy clara y el color gris oscuro elegido, que dará un toque elegante a la estancia. Para lograr un resultado que encaje al 100% con tu personalidad y necesidades, lo ideal es recurrir a un buen profesional que monte un armario a la medida del espacio disponible y de tus demandas, en el que tener en orden cada una de tus prendas.

5. De estilo industrial

Aprovechar un espacio vacío disponible en la casa y remodelarlo para crear un vestidor que apueste por un diseño de estilo industrial es, claramente, tendencia. Ese aspecto sobrio e inacabado, propio de este estilo decorativo, será un buen comodín para que crear tu vestidor no suponga una gran inversión. Apuesta por dejar los materiales vistos, sin revestimientos, por incorporar puestas con elementos metálicos o por reutilizar elementos aplicando las técnicas DIY para configurar el espacio.

6. Dos en uno

Si no dispones de mucho espacio en casa y mucho menos, de todo un cuarto vacío que destinar a crear un vestidor, lo más inteligente es optar por un espacio compartido. En la imagen te mostramos una estancia que es, a la vez, lavadero, cuarto de plancha y vestidor, Un espacio perfecto en el que quedan integradas estos tres usos tan conectados entre sí. La decoración, en gris y blanco, los muebles empotrados y la tabla de plancha, dan como resultado una estancia práctica, bien ordenada y moderna que nos permitirá ahorrar tiempo y  espacio.

Fuente: homify.es