Cocinas negras: ideas para un resultado espectacular

Elegir el color negro para la cocina, siempre resulta una decisión arriesgada pero que puede tener un resultado espectacular…o no tanto. Por eso, hay que prestarle especial atención a los pequeños detalles, que pueden darle un aspecto elegante y audaz o sombrío y desagradable, así que es necesario tomar en cuenta ciertas cosas para no tener que arrepentirnos más adelante.

Cómo lograr un resultado espectacular

 

–  Los materiales de frentes y puertas de los muebles siguen siendo diversos, entre ellos los laminados, estratificados, lacados, cristal e incluso chapados de madera teñidos en negro y preferiblemente en acabados mate, que representa la tendencia más actual. En los casos de los acabados en brillo, los reflejos que emite el color negro, pueden dar la sensación de un ambiente muy recargado, por lo que su uso debe ser más limitado.

–  Las encimeras o superficies de trabajo formadas por el mismo material o color que los muebles, ofrecen un estupendo aspecto de bloque, pero no es la única alternativa. Las de acero inoxidable y el granito, cuarzo o porcelánico en tonos blancos o grises, aportan el contraste necesario en otros casos.

 

Otros detalles que no se deben olvidar

 

–  Las estancias tienen que ser amplias, luminosas y con los techos altos para que no se vea lúgubre. Si el espacio es pequeño, es mejor optar por colores claros.
–  Las paredes deben ser en blanco o negro o acabados como piedras naturales, mármol, ladrillo visto e incluso cuarzo.
–  Los suelos se pueden elegir en materiales de tonos blancos y grises o maderas claras preferiblemente.
–  La decoración más apropiada se basa en un ambiente monocromático que conviene no recargar con detalles ni colores que no sean neutros, solo lo indispensable, sobre todo cuando se trata de un diseño en negro total.

Las combinaciones incluyen maderas de tonos claros o medios y metales entre los que están el cobre y el latón, para componentes como barras y mesas, lámparas y otros objetos auxiliares.

–  Los muebles deben ser, en lo posible, modelos sin tiradores o con sistema gola. Si optamos por tiradores de asa, es mejor que sean negros para evitar demasiado contraste que recargaría el conjunto. Los zócalos, patas y perfiles de golas, negros.

–  Los electrodomésticos como hornos y campanas en negro son la mejor alternativa, aunque sin descartar los de acero inoxidable. Por otro lado frigoríficos y lavavajillas integrables son casi indispensables para una cocina que no deje a nadie indiferente.

 

 

Fuente: cocinasconestilo

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.