En los últimos años el hogar ha sufrido profundos cambios. La transformación de los espacios domésticos ha afectado a todas las áreas de la casa, especialmente la cocina y el salón como un espacio único, no separados por paredes.
Una de las principales preocupaciones es la superficie que, en la mayoría de los casos, se ha reducido significativamente. En este nuevo contexto, la cocina ha visto mejorar tecnológicamente todas sus funciones y su estética, con el objetivo de obtener la máxima utilidad con el mínimo espacio, para crear un ambiente donde vivir cada día. Buscando soluciones e inspiración, ésta elegante sugerencia de un solo ambiente y con la mesa de comedor aparte, nos resulta de lo mas interesante.
Si el espacio es muy pequeño y no permite una zona de comedor, una barra perpendicular integrada, suele ser una estupenda solución.
Modelo sin tirador, encimera de cuarzo negro con un gran zócalo protector en la pared, muebles altos de altura reducida y campana integrada totalmente, le dan un aspecto acorde con el entorno, sin perder las funciones propias del sitio más importante de la casa.




Fuente: cocinasconestilo.net

Abrir chat