Seguimos con algunas ideas y cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de elegir un taburete para tu cocina

(¿Quieres leer la primera parte de este artículo? http://arcomobel.com/2017/10/19/elegir-taburete-la-cocina-parte-i/)

Estilo

Sin duda, el estilo de tu taburete debe ir en consonancia con tu cocina, o casi siempre. Es decir, podemos ser muy pulcros a la hora de mantener un diseño homogéneo o podemos atrevernos a mezclar conceptos. Claro que en este punto hay que ser cautos. Una cocina de lineas puras, rectas y planas puede ser combinada con elementos que dentro de una gama ofrezcan una alternativa interesante, por ejemplo, lámparas, taburetes y algún elemento decorativo industrial darán un toque original a esa combinación. Pero también podemos respetar esa misma línea con unos taburetes que mantengan esa linea natural dando un toque elegante y sofisticado.
En estos momentos hay taburetes muy originales, con formas que podrán ser el foco de atención de la cocina sin ningún esfuerzo.

Apoyos

En los taburetes bajos la presencia de apoyos para los pies puede resultar indiferente, pero en los altos resulta fundamental. Este elemento que a priori puede pasarte desapercibido no lo es de ninguna de las maneras. Es lo que da confort y comodidad. Si eliges un taburete y puedes probarlo mira si la distribución del apoyo del pie es el adecuado, si lo encuentras sin mirar, de forma intuitiva. Un taburete debe ser fácil y cómodo de usar, en definitiva, práctico. A veces hay diseños que no tienen en cuenta estos aspectos y a la larga resultan incómodos. También mira si la superficie puede sufrir deterioro o está suficientemente protegida.

Materiales

Hay dos materiales básicos para la cocina, los metálicos y los de madera. Los de maderas suelen ser más cálidos, pero as su vez pueden ser más delicados. El metal siempre es más resistente, aunque en el el caso de metal lacado puede ser igual de sensible a la hora de roces o arañazos. También hay taburetes que mezclan el metal con otros elementos para logar combinar la resistencia y la calided de los elementos. Así como otros que utilizan para los asientos tapizados en tela, piel o polipiel. Valora las ventajas de cada elemento y el uso al que va a ser expuesto.
También hay una línea de taburetes plásticos, con aspecto mate, traslúcido o transparete que resultan muy ligeros, pero también suelen ser más frágiles que cualquiera del resto, aunque se fácil limpieza.

Asientos

Hay quien prefiere un asiento mullido y quien le resulta indiferente. La distribución de pesos en un taburete varía según la altura. En un taburete pequeño el asiento resulta más importante que en uno de barra, porque suelen utilizarse con más frecuencia y durante más tiempo. No obstante es importante analizar qué uso le vamos a dar y que peso tiene el estilo y la comodidad en cada caso. Sobre los materiales de los asientos te remitimos al punto anterior.

Colores

Hay infinidad de colores en taburetes. Puedes optar por seguir la misma gama de tonos de la cocina, combinarlos o realizar un contraste. Como te venimos diciendo el taburete es un elemento ideal para generar personalidad a la cocina, también puedes jugar con los materiales para crear pequeños contrastes que den dinamismo. Recuerda que con los colores puedes seguir una pauta monocromática, buscar colores análogos, o combinar con equilibrio.

Abrir chat