Estilo industrial en cocinas, sin complejos II

Seguimos con consejos sobre cómo conseguir crear un estilo industrial en la cocina. Paso a paso, analizamos cada uno de los elementos que la integran. Una estética con gusto por el acero inoxidable protagonista de este estilo, pero no el único.

(Si quieres ver nuestro artículo anterior https://arcomobel.com/2017/10/20/estilo-industrial-cocinas-sin-complejos-i/)

Electrodomésticos

Son protagonistas en este estilo. Desde una estética vintage o antigua, con cocinas con apariencia de hierro fundido como puedan ser las norteamericanas de gas, o los frigoríficos Smeg, son aliados indiscutibles. También en esta estética de industrial antiguo el metal negro es una opción recomendable. Ya desde una apariencia más actual los de inox son los clásicos de este estilo. Frigoríficos, hornos, encimeras, micro, campanas, y pequeño electrodoméstico a la vista. La idea es que es una cocina donde se trabaja y las herramientas están a la vista. Si hemos prescindido de mobiliario inox, esta es nuestra mejor baza para demostrar nuestra estética industrial.
No olvidemos la zona de fregado con los senos de acero inoxidable, donde el grifo es protagonista. El grifo de ducha alto es como una bandera del estilo industrial.

Office

Las zonas de comer y beber en un estilo industrial vintage buscarán taburetes y mesas de madera con metal y madera o simplemente metal. En el caso de zonas más actuales podemos incorporar sillas o taburetes con aspecto industrial y de diseño clásico como por ejemplo, el mobiliario Tolix. Este tipo de mobiliario cuenta con mil acabados divertidos para el hogar, desde los inox en diferentes tonos, hasta los lacados en cualquier color y los envejecidos. Por supuesto, podemos incorporar cualquier acabado inox en este apartado, pero también continuar con la misma estética general e incorporar elementos decorativos.

 

 

Decoración industrial en complementos

Los utensilios de cocina son la mejor herramienta para decir que es una cocina industrial, por tanto no hay complejo a la hora de mostrarlos. Más cuanto más antiguos y bonitos son en el caso de una estética vintage. En una línea más moderna una amasadora, una termomix o una batidora de vaso de gran dimensión no es un estorbo en una encimera. La cocina industrial reclama un “estamos trabajando”.
Por otro lado, hay elementos que incorporan personalidad, un cableado a la vista, una lámpara metálica que cuelga. Son elementos estéticos que dan aspecto industrial. La idea es que todo evoque esos espacios de trabajo con personalidad. A su vez deben ser útiles y fáciles de limpiar. No deben ocultar su esqueleto, sino que lo muestreen como parte de su personalidad. Pero como venimos diciendo todo depende de lo que uno desee y hasta dónde quiera llegar en este estilo.