El 21 de junio damos oficialmente la bienvenida al verano aunque, a juzgar por las temperaturas, ya hace unas semanas que cambiamos de estación. Tanto si eres de esas personas que aprovecha hasta el último rayo de sol como si eres de las que intentan huir del calor a toda costa, toma nota de los consejos de decoración de Arcomobel. Nada como ambientar tu cocina con detalles veraniegos para empezar cada jornada con entusiasmo y  vitalidad.

☀️ Colores que llenan de vida

Un aspecto muy característico del verano es, sin duda, la explosión de colores de nuestro alrededor: en prendas, en escaparates… Todo parece llenarse de tonalidades intensas, muy vivas. ¿Por qué no trasladar esta tendencia también a la cocina? Para darle un toque estival a esta estancia lo mejor es huir de los matices oscuros o apagados: ¡hay que transmitir entusiasmo y energía! Puedes introducir un color potente, como el rojo, en distintos elementos: vajillas, paños de cocina, servilletas, manteles…

☀️ Cuestión de luz

En nuestro país, el verano es sinónimo de luz. Los días se alargan y el sol tarda en ocultarse. Así que, transmite esa luminosidad en tu cocina. Si dispones de una estancia que recibe gran cantidad de iluminación del exterior, no dudes en aprovechar al máximo la luz natural. Recuerda emplear cortinas que permitan que los rayos se filtren a través del tejido o, incluso, prueba a retirar los visillos en los meses cálidos. En caso de que el sol no incida demasiado en esa zona de tu casa, siempre puedes optar por seguir nuestros consejos para iluminar la cocina.

☀️ Utensilios bien elegidos

Photo by Dane Deaner on Unsplash

Para decorar tu cocina a juego con la estación no es necesario realizar grandes cambios. Si te apetece cambiar por completo el diseño de esta estancia, genial. Pero si no dispones de tiempo o temes los quebraderos de cabeza que pueda traer consigo adoptar un nuevo estilo, bastará con prestar atención a determinados aspectos que marcarán la diferencia. El simple hecho de seleccionar una vajilla, unas servilletas o un mantel con motivos alegres, llamativos, coloridos… hará que el entorno luzca un aire “más veraniego”. En definitiva, ¡que una ensaladera bien elegida puede hace darle otro aspecto a tu cocina!

☀️ Detalles acordes a la época

Al igual que la primavera es la estación de las flores, el verano es la estación de sus frutos. Pero, ojo, con las temperaturas de esta época, no conviene dejar frutas expuestas a modo de decoración, sino refrigerarlas. Eso sí: existen muchos elementos decorativos que no resultan perecederos como la auténtica comida. Puedes hacerte con una selección de imanes, velas, pizarras… con motivos frutales que, además de dar color a la estancia, te resultarán muy prácticas para avisos y anotaciones o como ambientación.

Estas solo son algunas ideas… ¡pero hay un montón de opciones! Deja volar tu imaginación y convierte tu cocina en un paraíso veraniego.

Abrir chat