¿Este 2020 te has propuesto ser una persona más organizada con la ropa? Aunque el año acaba de empezar, lo ideal es ponerse con esta tarea cuanto antes. No tiene sentido posponer el momento de ordenar: corres el riesgo de seguir acumulando prendas y aumentar el caos de tu armario. Así pues, toma nota de los consejos que compartimos en nuestro blog.

Tal vez descubras que, para clasificar tus pertenencias, necesitas un armario a medida como los de Arcomobel

Para colocar los distintos elementos de tu armario, primer es necesario que saques toda la ropa del interior. Despejar el mueble es esencial para catalogar cada prenda. Cuando esté todo fuera, sigue las siguientes pautas.

👉 Frecuencia de uso

Un truco muy sencillo para determinar qué artículos sobran en tu armario es pensar en la frecuencia con la que te los pones. Tal vez hay prendas que únicamente te las pones durante una determinada época, es normal. Pero si tienes prendas que llevan más de doce meses sin usar… ¡no vuelvas a guardarlas en el armario! Si no te las has puesto en un año, ¡no las vas a echar de menos!

👉 Estado de la prenda

¿Eres de los que guardan artículos pendientes de arreglar? Son muchas las personas que mezclan sus prendas en buen estado con otras pendientes de retocar (tienen alguna parte descosida, les falta algún botón…). Guardar este tipo de ropa en el armario no resulta nada útil. Lo único que se consigue es ocupar espacio. Además, al estar guardadas, lo normal es que solo te acuerdes de su reparación cuando vas a echar mano de ellas para ponértelas. Así pues, otro consejo a tener en cuenta es prestar atención a su estado y dejar en un lugar visible aquellas prendas con algún desperfecto (para arreglarlas… o para tirarlas).

👉 Tipo de organización

Una vez que has seleccionado la ropa que sí quieres conservar (y que está en buen estado), es el momento de guardarla en el armario. ¿Qué criterio seguir? Para facilitarte la tarea de encontrarla con facilidad, lo ideal es seguir algún método. Ten en cuenta que, guardándola aleatoriamente, resultará mucho más difícil dar con ella cuando la busques. Existen muchas maneras de clasificarla: por colores, por tejido, por frecuencia de uso… Puedes combinar todas estas opciones y separar la ropa por tipo (camisas, camisetas, pantalones…) y estas, a su vez, por sus tonalidades, diseño…

¿A qué esperas para clasificar tu armario? No solo ahorrarás tiempo, sino que buscar algo en él te resultará mucho más cómodo a partir de ahora. Eso sí: si no consigues que tu vestidor se adapte a tus prendas, tal vez lo que necesitas es un armario a medida que se ajuste a tus necesidades. Consúltanos y déjate asesorar.

Abrir chat