Aunque los exitosos reality shows de reformas nos hacen soñar con fabulosas remodelaciones exprés, lo cierto es que la realidad de las obras es más complicada. Pese a la complejidad del trabajo, desde Arcomobel podemos garantizar que, si se recurre a los profesionales adecuados, el resultado final merecerá la pena. Por eso, en nuestra web desmentiremos un par de mitos muy extendidos sobre reformar la cocina. ¡Toma nota!

Reformar la cocina…

¡Es sencillo, puedo hacer yo!

Esta afirmación no es del todo cierta, aunque sí podría considerarse real con ciertos matices. El proceso de cambiar la disposición y el estilo de una cocina, con todo lo que ello implica, no es tarea fácil para personas que no trabajan en el sector. Aunque en la actualidad existen guías, manuales y toda serie de tutoriales para llevar a cabo determinados arreglos en esta estancia o incluso hacerle “un lavado de cara” sin gastar dinero, lo cierto es que una reforma real necesita ser planificada por un profesional.

Así pues, no. Reformar la cocina no es sencillo. Pero el proceso puede simplificarse al máximo delegando las tareas en expertos en la materia, como Arcomobel. Poniendo como objetivo el diseño de espacios funcionales y de gran armonía visual, nuestro equipo se encargará de la confección de mobiliario de calidad, adaptado a tus gustos y necesidades. ¡Renueva tu cocina con nosotros!

¡Es muy caro si recurro a una empresa!

El precio de una reforma es muy relativo. Su coste oscilará en función de la distribución de los elementos, de la calidad de los materiales empleados, del hecho de no tener que hacer frente a imprevistos… Para que el importe final no varíe con respecto al planteamiento inicial, es imprescindible una buena planificación. Esto ayudará a evitar imprevistos o cambios de opinión, teniendo que desembolsar una mayor cantidad de dinero para solucionar esos aspectos.

En resumen, no tiene por qué ser muy cara. Al menos, no tiene por qué excederse de tu presupuesto inicial. En Arcomobel calculamos el importe en función de los requerimientos de cada cliente, adaptándonos a sus necesidades y planificando todo el proceso desde el principio. ¡Para que no haya sorpresas al terminar de reformar la cocina!

¿Estás pensando en reformar la cocina? Cocinas para compartir y disfrutar. Muebles funcionales, con libertad de movimiento y una óptima distribución: compruébalo. Ponte en contacto con nuestro equipo.

Abrir chat